viernes, 19 de abril de 2013

Marisqueo y Pesca en Arousa




La Ría de Arousa es la mayor de las rías gallegas, situada en la costa atlántica entre las rías de Muros-Noia y Pontevedra, sirviendo de límite entre las provincias de A Coruña (costa norte) y Pontevedra (costa sur). Presenta gran cantidad de ensenadas producto de la sedimentación provocada por los aportes fluviales. Por otro lado, la presencia de sierras como la de Barbanza genera una alternancia entre costa alta y rocosa y costa baja y arenosa. Con respecto al clima, éste es templado oceánico, con divergencias dependientes de la proximidad del mar, la altitud...

En cuanto a su morfología, la Ría presenta dos bocas: la norte, entre Arguiño y la Isla de Sálvora, con una anchura de 3,5 km y gran cantidad de islas; la sur, entre la Isla de Sálvora y la península de O Grove, con 4,5 km de anchura. Los yacimientos estudiados serían los de O Neixón Grande, Cantodorxo y O Achadizo, todos ellos con cronologías del siglo V-II a.C.
 

Marisqueo


Se va a explotar tanto el medio rocoso como el arenoso, si bien predomina el primero de ellos frente al segundo. En este sentido podemos observar como aumenta la importancia del sustrato rocoso según nos alejamos del fondo de la ría, lo que puede ser debido a las condiciones del medio.

En cuanto a las especies recolectadas, parece existir un patrón de explotación con cierta especialización en la recolección de dos-tres especies principales. En cuanto a las especies con mayor representación no hay ninguna que sea predominante en todos los yacimientos, de este modo en Neixón Grande predomina Mytilus sp. y Solen marginatus, mientras que en Achadizo es Patella sp., Littorina littorea y Mytilus sp. y en Cantodorxo Patella sp. y Ruditapes decussatus. Por lo tanto, el marisqueo se realizaría en el entorno más inmediato al castro, sin necesidad de desplazarse en un radio superior a 1,5 km, ya que las especies representadas corresponden al medio que rodea a los diferentes castros. Lo que si se aprecia es una variación en la composición de los concheros, con diferentes niveles en los que variaría considerablemente las especies predominantes. Este hecho podría indicar la variación, tanto estacional como del área de captación, para favorecer la regeneración de los recursos. Por lo tanto podrían existir alternancia de sustrato, además de variaciones en las áreas de captación, para favorecer la regeneración de los recursos.
Pesca
 
La familia de los espáridos es la más representada en ambos yacimientos, con unas cinco especies y sobre un 50% del total de los restos. Las especies más representadas son P. boragaveo y S. aurata en Achadizo, mientras que en Cantodorxo la presencia de S. aurata no es muy abundante, siendo más importante la presencia de P. Pagrus. El segundo grupo con mayor importancia es la Familia Gadidae, si bien representada únicamente por dos especies, cobrando gran importancia una de ellas, T. luscus, que se sitúa en valores cercanos al 20% de los restos.

Las ejemplares representados corresponden a especies carnívoras en las que los moluscos y crustáceos forman un papel importante dentro de las dietas, por lo que su pesca se realizaría mediante anzuelos en la costa. En este sentido sería interesante ver el papel que podrían jugar los moluscos como cebo, aunque esta práctica no dejaría ningún tipo de elemento que la identifique, por lo que es sumamente complicada la constancia de este tipo de uso en un conjunto malacológico, si bien debemos tenerlo en cuenta. Todos los restos parecen responder a especies de costa, principalmente de sustratos rocosos, por lo que la pesca se realizaría en el entorno inmediato al castro, sin la utilización de redes, no siendo necesario la utilización de embarcaciones complejas.

La explotación de los recursos marinos en la Ría de Arousa se podría enmarcar dentro de los parámetros establecidos para la Galicia Castreña, con una economía de subsistencia donde los recursos marinos tendrían un papel importante como complemento de la dieta, si bien no serían elementos básicos.