jueves, 28 de enero de 2010

El hombre cangrejo-ermitaño II

Parece ser que el síndrome del cangrejo-ermitaño está bastante extendido. Si pensabais que lo de Tazones (Asturias) era un caso extremo... mirar el video de Montoro en Córdoba:



Este sin duda debería de ser un nuevo estilo artístico, el barroquismo coquinológico, de un gran valor estilístico y de gran valor simbólico. Simplemente el trabajo que supone recoger, clasificar, componer y constuir este entramado malacológico debe crear un vínculo especial con la naturaleza y con el mar. Sin duda es una expresión más de la fascinación que el hombre siente por las conchas y por el mar.
Para terminar un enlace a Argo donde podemos ver el proceso de formación de estas construcciones del barroquismo coquinológico.

1 comentario:

Spondylus dijo...

Qué curioso este tipo de arte. Y luego están esos objetos... barcos, por ejemplo, hechos con muchas conchas.