sábado, 6 de diciembre de 2008

El muestreo de depósitos


A la hora de realizar el estudio de un conchero, sería recomendable el procesado íntegro del mismo, pero esto se convertiría en una labor ingente, siendo desproporcionado el resultado obtenido y el esfuerzo invertido, por ello se suelen realizar diferentes muestreos.
En el caso de recoger un depósito, independientemente del tamaño, es importante realizarlo de forma ordenada, tanto en vertical como en horizontal, para poder apreciar diferencias compositivas dentro del depósito.
Para realizar el muestreo es recomendable realizar varios muestreos en horizontal, recogiendo muestras de unos 2000-3000 gr. Para ello hemos sistematizado diferentes tipos de muestreo:

-Muestra de la totalidad del sedimento: si se trata de un depósito de pequeñas dimensiones, se procederá a la recogida completa del mismo debido a su reducido volumen y será procesado, íntegra o parcialmente, en el laboratorio.

-Columna de muestreo: si se trata de un depósito de grandes dimensiones se procederá a efectuar una o varias columnas de muestreo, en función de las dimensiones y la estratigrafía del mismo. La columna se realizará en un perfil del depósito tratando de incluir las zonas donde adquiera una mayor potencia. La anchura recomendada se enmarca entre 25-50cm por columna, y se tomarán, siempre que sea posible, dos bolsas por nivel. En caso de no existir una estratigrafía clara, se elaborará una estratigrafía artificial considerando un nivel por cada tramo de 5cm.

-Muestreo aislado: muestra tomada en el depósito respetando la totalidad de su potencia estratigráfica, que por diferentes razones (distribución estratigráfica, buzamiento, localización,...) no puede tomarse en una columna de muestreo. Este tipo de muestra puede tomarse tanto en un perfil estratigráfico como fuera de él.

-Muestra selectiva: supone la recogida selectiva de restos durante el proceso de excavación. Este tipo de muestreo debe considerarse complementario de los anteriores, no pudiendo emplearse de forma única ya que la subjetividad de la recogida perjudica la fiabilidad de los resultados. Sin embargo, es útil para completar la información del resto de muestreos en cuestiones biométricas, taxonómicas, etc.

-Muestra concentrada: se aplica a las áreas que presentan una acumulación de ciertas especies o que suponen cierta variación visual en la composición respecto al resto del depósito, pero sin la suficiente entidad como para considerarse una nueva unidad estratigráfica.


Es conveniente aplicar una combinación de los diferentes tipos de muestreo, de tal forma que permitan abarcar más aspectos del depósito. Como ya hemos indicado, la elección de la estrategia de muestreo está condicionada por las características del depósito, así como del tipo de información que deseamos obtener. Es importante no extraer material de la muestra una vez haya sido tomada, pues no solamente estaremos variando el peso inicial de la muestra, sino también eliminando elementos que nos pueden ayudar a comprender mejor el depósito y a ubicarlo cronológicamente.


Bejega García, V. (e.p.): COMPOSICIÓN Y METODOLOGÍA DE ANÁLISIS DE CONCHEROS APLICADA A LOS CASTROS LITORALES GALLEGOS. "I Jornadas de Jóvenes en Investigación Arqueológica: Dialogando con la Cultura Material". UCM, septiembre de 2008