miércoles, 10 de diciembre de 2008

El cribado de las muestras


Una vez que hemos tomado las muestras, se inicia el proceso analítico en el laboratorio, cuyo primer paso será el cribado. La elección del diámetro de malla condicionará, no sólo la cantidad de restos recuperados, sino también su variedad. El elevado grado de fragmentación de algunas especies de moluscos (mejillón, navaja,...) implica que sus elementos diagnósticos pueden estar presentes en fragmentos de pequeño tamaño. La utilización de una malla demasiado grande supone la pérdida de dichos restos y por tanto la infravaloración de este tipo de especies en la muestra. De éste modo, descartamos el uso de mallas de 4, 6, 8mm y superiores, por la elevada pérdida de información que implican, relegando el uso de 2-4-6mm para el cribado del depósito durante la excavación.

Del mismo modo, el pequeño tamaño de otras evidencias presentes en los concheros, tales como restos de ictiofauna, micromoluscos, carbones, restos de actividad metalúrgica,etc. supone su pérdida con el empleo de un diámetro de malla demasiado grande.

Con el objeto de recuperar la mayor cantidad posible de restos, proponemos la realización de un doble proceso de cribado. En primer lugar, un cribado con agua utilizando una malla de 0,8mm de diámetro, capaz de conservar los restos anteriormente citados. Tras éste primer cribado, se procederá a un segundo cribado en seco con una malla de 1mm de diámetro, revisando el sedimento resultante con el objeto de recuperar algunas piezas que, por sus dimensiones, pueden perderse (espinas de pez, radiolas de erizo,...). De ésta forma, ampliaremos el volumen de restos potencialmente recuperables y con ello, aumentaremos la información disponible.

-Fernández Rodríguez, C.; González Gómez de Agüero, E.; Bejega garcía, V. (2008): “Estudio del conchero del castro de punta Atalaia (san cibrao, lugo)”. Férvedes, 5. Vilalba (Lugo): 43-52.
-Bejega García, V.; Fernández Rodríguez, C.; Fuertes Prieto, N. (2008): “Los restos faunísticos del Castro grande de o Neixón (Boiro, A Coruña)”: análisis zooarqueológico. Férvedes, 5. Vilalba (Lugo): 33-42.