lunes, 27 de junio de 2011

Conchas en la Villa de Burriana

Según la autorización de intervención arqueológica de la Conselleria de Cultura, la intervención abarca dos fases: una prospección geofísica y una campaña de sondeos arqueológicos.
La prospección geofísica permitió obtener interesantes resultados respecto al entorno geográfico de la villa. Por un lado, se pudo establecer los limites de dos barrancos, actualmente aterrados, que limitan el espacio disponible para la villa hacia el Norte y hacia el Sur; y por otro, se detectó una antigua paleoduna que separaba el mar del asentamiento romano. Estos datos se pudieron contrastar gracias a sendos sondeos que comprobaron los datos de la prospección geofísica.
Posteriormente, se realizaron un total de 31 sondeos arqueológicos, que han permitido delimitar el espacio donde se desarrolla la villa romana.
La intervención arqueológica se desarrolla sobre una villa romana de cronología entre el cambio de Era y el siglo III d. C., que demostró su gran potencial, tanto a nivel de estructuras como de materiales muebles, entre los que destacan pintura mural, mosaico, cerámica, carbones, conchas y fauna, vidrio, etc.
Está previsto que el mes de agosto se inicie una nueva y más amplia excavación en el ámbito del yacimiento, que se prolongará durante dos meses, con el fin de descubrir, dimensionar y delimitar el conjunto de la villa romana.