martes, 17 de noviembre de 2009

La muestra concentrada


En ocasiones durante el proceso de excavación de un conchero, podemos localizar áreas que presentan una acumulación anormal de ciertas especies, o que suponen cierta variación visual en la composición respecto al resto del depósito. Sí estas acumulaciones no tienen suficiente entidad para considerarlas como una unidad estratigráfica indepediente, es necesario realizar un muestreo, ya que pueden reflejar variaciones dentro de los patrones de explpotación, bien por estacionalidad, como por diferentes factores. La aplicación de este tipo de muestreo supondría la recogida total de la acumulación, siendo sumamente importante recoger todo el sedimento, no solamente aquellos ejemplares más grandes o llamativos, ya que estaríamos alterando el muestreo.


Este tipo de muestra es sumamente útil en la recogida de restos en niveles donde las conchas no sean el elemento principal. La recogida de una o varias conchas junto con el sedimiento que les rodea (incluso gran parte de la UE si vemos que puede ser un nivel de desechos alimenticios), para de este modo constatar la posible presencia de especies de pequeño tamaño o muy fragmentadas.