martes, 24 de febrero de 2009

¿Qué es?: Grupos Tafonómicos


Un grupo tafonómico engloba a todos aquellos restos animales que han seguido una historia tafonómica similar desde su muerte hasta su recuperación. Los grupos tafonómicos desarrollados por Gautier estaban enfocados principalmente al estudio de la macrofauna, siendo Moreno Nuño la que los adapte para su aplicación a la malacofauna.

Los grupos tafonómicos en los restos malacológicos se establecen siguiendo dos criterios: agente que deposita los restos en el yacimiento (antrópico o no antrópico) y la función para la cual fue recogido. Su adscripción a cada uno de los diferentes grupos sigue unos criterios generales: Contexto estratigráfico; Estado de preservación; Huellas o trazas sobre los restos; Distribución de las categorías de fragmentación de los restos; Tipo de organismo y sus características biológicas.


Los grupos tafonómicos establecidos para las restos malacológicos son los siguientes:
1-Restos alimenticios: restos que aparentemente han sido objeto de consumo por los humanos.
2-Restos alterados: restos que han sido modificados por el ser humano para la confección de utensilios, adornos... o aquéllos con modificaciones naturales, pero que su morfología haya permitido su posterior uso antrópico.
3-Restos de funcionalidad antrópica desconocida: restos recogidos por el hombre cuando el animal está ya muerto y que no presentan ningún tipo de modificación que nos permita intuir su función.
4-Restos intrusivos: restos no acumulados intencionalmente por el ser humano. Se pueden diferenciar dos grupos:
4.1.-Intrusivos penecontemporáneos: restos depositados al mismo tiempo que el resto del material malacológico.
4.2.-Intrusivos posteriores: restos que se han acumulado con posterioridad a la formación del depósito.

La adscripción de los restos malacológicos a estos grupos tafonómicos no siempre es clara, y por supuesto tampoco es unívoca, ya que en muchas ocasiones la actividad humana no deja restos visibles que nos puedan indicar su utilización, a lo que se unen los efectos de los agentes no antrópicos, que pueden producir marcas y patrones similares a los producidos por la actividad antrópica. También puede darse casos de adscripción de más de una de estas categorías, ya que algunos ejemplares pueden ser consumidos y posteriormente modificados para su uso como objetos.


GUTIÉRREZ ZUGASTI, F.I. (2005): La explotación de moluscos en la cuenca baja del río Asón (Cantabria, España) a inicios del Holoceno (10.000-5.000 BP) y su importancia en las comunidades humanas del Aziliense y del Mesolítico. Trabajo de Investigación de Doctorado. Departamento de Ciencias Históricas, Universidad de Cantabria. Inédito.

GAUTIER, A. (1987): “Taphonomic groups: how and why?”. Archaeozoologia, I: 47-52.

MORENO NUÑO, R. (1994a): Análisis Arqueomalacológicos en la Península Ibérica: Contribución Metodológica y Biocultural. Tesis Doctoral. Departamento de Biología, Facultad de Ciencias, Universidad Autónoma de Madrid. Inédito.